Aplicaciones móviles accesibles

Hoy en día, ir paseando por la calle o esperar al metro y ver personas mirando su teléfono móvil o escuchando algún vídeo en estos dispositivos, es habitual. Tanto iOS como Android poseen aplicaciones accesibles, o existen lectores de pantalla que facilitan esta labor. También hay espacios culturales que se preocupan por la accesibilidad en sus salas. Ahora bien, ¿qué pasa con las Apps sobre cultura accesible? Pues que haberlas, haylas, como las meigas.

Una de las iniciativas para convertir las aplicaciones de museos en accesibles es el Proyecto Áppside, promovido por GVAM mobile guides for all y por la Fundación Orange, con el apoyo del Ministerio de Cultura.  Consiste en aplicaciones móviles de descarga gratuita, que pueden utilizar todos los públicos, ya que cubren las necesidades de las personas con discapacidad sensorial, mediante diferentes recursos como audiodescripción, subtitulado o vídeos en lengua de signos, además de ser compatible con los readers de iOS –VoiceOver-y Android –TalkBack-.

Imagen móvil y logo proyecto Áppside

Los museos que ya se han sumado al proyecto Áppside son el Lázaro Galdiano de Madrid, en cuya aplicación se puede disfrutar de un recorrido por sus salas, así como de explicaciones de la historia del edificio y la colección de su dueño. Se han unido a este proyecto, el Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba y recientemente se ha incorporado el Museo Carmen Thyssen de Málaga. Esta última, aun no tiene disponible la app, sino que se encuentra desarrollándola actualmente.

La crítica que más comentan los usuarios es el peso de la aplicación, y por consiguiente la velocidad de carga.

El Museo Sorolla posee también una aplicación a modo de guía con contenidos accesibles, pero está disponible únicamente en iOS.

Otra de las iniciativas y fuera del paraguas de Áppside, pero desarrollada también por GVAM está la recién estrenada aplicación del Museo Arqueológico Nacional (MAN), accesible para personas con discapacidad sensorial. Como complemento, está disponible la aplicación “MAN estaciones táctiles”, que  guía al usuario ciego o con baja visión en la exploración de las piezas que están a su disposición. Ambas aplicaciones permiten disponer de contenido fuera del museo, pero para acceder a la totalidad de éste y los recorridos, se debe estar conectado a la red WIFI del MAN, lo que provoca ciertos problemas.

En cuanto a las aplicaciones móviles culturales no centradas en un espacio concreto, tenemos SignArte, elaborada por la Fundación CNSE, financiada por el Ministerio de Cultura y conformada por un centenar de direcciones de espacios accesibles para personas sordas. Al abrir la aplicación podemos ver en Lengua de Signos Española –LSE- y leer un vídeo sobre el objetivo de dicha herramienta y lo que nos encontraremos. Una vez acabado, los usuarios tienen la posibilidad de buscar espacios culturales con recursos en LSE (teatros, cines, monumentos, museos, bibliotecas o parajes naturales) mediante geolocalización y cuyo radio de distancia se puede especificar hasta 100 km. Cuando elegimos el espacio a visitar nos aparecen la dirección y una introducción del centro. Permite compartir la aplicación en redes sociales, pero no posee una función social completa, ya que no es posible compartir tu ubicación ni comentarios acerca de los sitios que visitas.Imagen SignArte

Por último, Cicerone4all es una aplicación  desarrollada por Signlab mediante la que se pueden descubrir ciudades, monumentos y lugares emblemáticos de España. A través de geolocalización y un sistema de alertas de espacios cercanos, es posible acceder a información de estos lugares y descargarse vídeos en LSE. Además, ofrece la posibilidad de compartir un estado en las redes sociales.

Las relativas al proyecto Áppside y el MAN son aplicaciones inclusivas. Por tanto, el museo solo necesita una app que pueda utilizar todo tipo de público, y sabiendo que no es tan complejo pensar una app de este modo, lanzo una pregunta ¿qué ocurre para que tan pocos museos tengan una aplicación accesible? Quizá ahora más museos empiecen a actuar de manera inclusiva en su vida digital. ¿Qué opináis?

Natividad Almendro

Anuncios

Acerca de Un Ojo Para el Arte

Nos interesa crear diálogo en torno a la accesibilidad en la cultura y el arte.
Esta entrada fue publicada en Espacios culturales y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s