V Bienal de Arte Contemporáneo de la Fundación ONCE

“La discapacidad no está en las personas faltas de una parte de su cuerpo, está en la mente de muchas que se dicen sanasMarithe Lozano.

Desde el pasado 20 de mayo y hasta el próximo 14 de septiembre se puede visitar en Cartel de la V Bienal de Arte Contemporáneo de la ONCECentro Centro en el Palacio de Cibeles la V Bienal de Arte Contemporáneo de la Fundación ONCE. En esta heterogénea muestra, diferentes frases a lo largo del espacio expositivo nos hacen reflexionar sobre la diversidad, como la que encabeza este artículo.

Una mano abierta es la imagen de la V Bienal; mano que nos ofrecen para observar y comprender las obras . El propósito es hacer que la cultura llegue a todos, y que el arte hecho por todos sea visible.

Esta es una muestra multidisciplinar, cuyo tema central es el cuerpo. Corpus Solus es la base, homenajeando al libro de Juan Antonio Ramírez – ensayo sobre la historia del arte actual basado en el cuerpo- y “todos somos diferentes” el lema. El cuerpo está presente en la historia del arte desde siempre. Rubens con sus Tres Gracias lo presenta en su plenitud. Mucho más tarde, las vanguardias históricas recuperan esta lucha, las primeras performances de los años 70 hacen del cuerpo su leit motiv y el arte feminista lo elige como arma.

Todos somos diferentes. Daniel y José María Cano, 2005.

Todos somos diferentes. Daniel y José María Cano, 2005. Dibujo, 21 x 29,7 cm.
Encáustica sobre tabla, 150 x 210 cm.
Colección Fundación ONCE. © José María Cano.

Un capítulo del catálogo habla de las fronteras o murallas que hay que traspasar en la vida, tanto físicas como metafísicas, según Ryszard Kapuscinski. La vida es un constante reto en el que traspasamos nuestras propias fronteras. Y ¿qué es el arte sino un reflejo de la vida?. De traspasar esas fronteras trata la bienal, presentando creaciones de artistas con alguna “discapacidad” y otros que se inspiran en ella. Habla de ellas, de superarlas y de integración, y la cultura desde siempre ha sido el mejor escenario para hacerlo.

La muestra comienza con el pantone humano de Angelica Dass “Humanae”, que crean un mapa de identidades cambiantes. Al avanzar, Miquel Barceló nos presenta la realidad de los niños de Tanzania y Mali que sufren discriminaciones por ser albinos, en forma de fotografías en blanco y negro, cuya técnica ya nos da pistas sobre la pieza. Obras más personales, como la de Carlos Franco, que nos acerca a su trayectoria vital tras un accidente que le obligó a estar hospitalizado meses, o el homenaje a su madre de Ramón Losa. Otras piezas hablan de dolor, como la reconocida Pietá de Marina Abramovic y Ulay, o de la necesidad de comunicación, como las esculturas de Marina Vargas.

Luis Eduardo Aute, el cantautor. Juan Torre, 2011.

Luis Eduardo Aute, cantautor. Juan Torre, 2011.
Relieve fotográfico-Didú. 120 x 117 cm. © Juan Torre.

Cuatro ideas del “corpus” articulan la exposición:

–          Cuerpo como base de una identidad. En esta línea están las obras de los siguientes artistas: Pedro Castrortega, Germán Gómez, Sergio de Luz, Javier Campano, Ricardo Rojas, Jaume Plensa, Juan Muñoz.

–          Cuerpo mutilado, capacidad y discapacidad. Belén Serrano representa a los ciegos, fotografías también de Ángel Rojo, Cristina García Rodero o Juan Torre; otros artistas son  Carlos Aires y Bernardí Roig.

–          Suplemento, en forma de objetos como la propia cámara fotográfica. Y precisamente, fotógrafos ciegos que trabajan una visión particular del mundo como Kurt Weston o Carme Ollé. Por otra parte, también hay obras de Esther Ferrer, Paloma Navares, Ángel Baltasar o la instalación de Daniel Canogar.

–          De anima. Víctor Meliveo y Vicente Talens tratan el tema del tacto. Kaarina Kaikkonen, José Manuel Egea, Miriam Jiménez, Eduardo Matute, Jorge Fuembuena, Luis Pérez-Mínguez, Cuco Suárez. Todos ellos hablan de las facetas del alma, de la visión interior y de las visiones del entorno.

Como datos más prácticos, las profesionales del departamento pedagógico de la V Bienal, ofrecen visitas guiadas a las 11:00 y a las 17:30, de martes a domingo. Desde que comenzó la muestra y a lo largo de julio y septiembre tendrán lugar diversos talleres de teatro, artes plásticas, danza y fotografía, en La Casa Encendida, el Teatro Valle Inclán que es la sede del Centro Dramático Nacional, la Fundación Telefónica y en la Sala Cambio de Sentido perteneciente a la Fundación ONCE y recientemente inaugurada. Paralelamente, se están llevando a cabo otras actividades y mesas redondas. Toda la programación se puede consultar en la pestaña de actividades de la página web del evento.

 

 Natividad Almendro

Anuncios

Acerca de Un Ojo Para el Arte

Nos interesa crear diálogo en torno a la accesibilidad en la cultura y el arte.
Esta entrada fue publicada en Exposiciones, V Bienal Arte Contemporáneo ONCE y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s