Entrevista a la artista Carme Ollé

Carme Ollé i Coderch nació en Barcelona y aprendió allí a manejarse en un laboratorio fotográfico. Desde el principio se interesó por el retrato y el paisaje, siendo este último actualmente el objeto de su mirada. Primero elige un lugar y lo rastrea, capturando detalles de una manera muy personal, dando como resultado composiciones con tintes enormemente pictóricos.

La artista presenta una obra en colaboración con Ei Point en la V Bienal de Arte Contemporáneo de la Fundación ONCE, que podréis visitar hasta mediados de este mes de septiembre.

Carme Ollé explicando su obra "Oda al Consumopolitano"

Carme Ollé explicando su obra “Oda al Consumopolitano” Fotografía de Ei Point

Puedes explicarnos “Oda al consumopolitano”, la obra que presentas junto a Ei Point, en esta edición de la Bienal.

C.O.:“ODA AL CONSUMOPOLITANO”, la obra de esta V Bienal es un díptico photo&desing y en este formato híbrido se esculturiza en lenguaje de cómic “el árbol de la vida”. Es una obra que tal como preconiza el Museo Tiflológico, hay que “ver y tocar” ya que sino no tendremos una percepción íntegra de la misma. Esta obra forma parte de la peli congelá “CONSUMÓPOLIS” que junto a Allean Olko y Ei Point estamos rodando por diversas metrópolis. Se sitúa en el instante final de la película donde el morador urbano se mira ante el espejo y reflexiona sobre su vida. Posiblemente su ubicación en la Bienal no ayude a percibir en su correcta dimensión esta obra, encuentro como que le falta oxígeno pero ya veréis que no tiene nada de superfluo, todos sus elementos, el lienzo y los complementos forman parte de esta obra que requiere estar un cierto tiempo con ella y cuando empecéis a tirar del hilo de la bobina, entonces ya lo iréis viendo…

¿Por qué crees que es necesaria una muestra como esta?

C.O.: Hay aquí que distinguir dos aspectos, los artistas participantes y el contenido de la muestra y si para los primeros, la Bienal ofrece un marco a un elenco de artistas con discapacidad para poder mostrar al público su producción artística a la vez que nos permite, al menos cada dos años, reunirnos e intercambiar experiencias. En lo que respecta al contenido, esta muestra permite al espectador disponer de una inusual percepción del arte plástico al poder “tocar” las obras, algo que está expresamente prohibido en la mayoría de eventos artísticos. Este ennoblecimiento del papel del espectador, actor importante en el arte contemporáneo, permite a aquel ubicarse en una privilegiada situación de proximidad con la obra a la que es ajeno en muchísimos contactos con el arte. En esta situación de proximidad descubre el hoy en día “olvidado” y presuntamente proscrito sentido del tacto.

¿Qué aspectos del proyecto de la V Bienal extrapolarías a otros? 

C.O.: Fundación ONCE realiza en este proyecto de la Bienal una especie de “rompemuros” que nos permite a muchos artistas con discapacidad poder “estar” y tener un espacio para podernos expresar y comunicar con el mal llamado “espectador”, que al fin y al cabo es el receptor e interlocutor de nuestros mensajes. Hoy en día el arte contemporáneo se está pervirtiendo por el “mercadeo” de piezas u objetos a la vez que se fomenta el coleccionismo de “cromos de”. Entiendo que cada proyecto tiene su propuesta y este “aperturismo” del que goza la Bienal es su mayor activo aunque lo interesante es que cuantos más proyectos tengan cabida, será mucho mejor para el espectador y que cada proyecto busque y tenga su propia identidad, fomentando así el enriquecimiento de la sociedad al disponer de una variada oferta cultural.

¿Cómo piensas que llega tu trabajo al público? y ¿cómo te gustaría que la gente entendiera tu obra?

C.O.: Hay diversos caminos para que mis propuestas lleguen al público y así irnos co-alimentando mutuamente y en ello, tanto las exposiciones propias como las comisariadas y sobretodo las redes sociales son los caminos para establecer este intercambio comunicativo. En toda mi obra busco establecer comunicación, diálogo con el mal llamado “espectador” para que este se active, es decir, no permanezca pasivo ante lo que le rodea y que va desvalorizando por no sensibilizar con ello. En realidad son “cachitos” de nuestra naturaleza vistos con otra mirada y expresados a través de una fotografía cuya técnica personalizada y propia, atesora connotaciones pictóricas. En mi obra hay un lenguaje de códigos que a la vez que la conforman, también son el alfabeto a través del cual puede interpretarse aquella. Hay que entender que la obra se circunscribe en un entorno vivo y cambiante y que al estar frente a ella nos puede hablar de una u otra manera. Podríamos indicar aquí que una especie de “surrealismo” convive con la obra y nos permite subjetivizarla. Estoy deseosa de saber lo que se piensa de ellas y pueden enviarme sus comentarios a fotosinver@gmail.com.

En tu opinión, ¿cuál es la situación de la fotografía en España?

C.O.: Creo que la fotografía está rompiendo moldes y está haciendo variar la expresión artística ya que es la técnica que mejor muestra el movimiento, aquella percepción de tan difícil expresión en las disciplinas convencionales. Su etiquetación e incorporación como
disciplina artística en las Bellas Artes, y la proliferación de escuelas y clubs de fotografía, hace que hoy en día sea uno de los canales de expresión artística muy popular y tenga gran aceptación entre los jóvenes. De todos modos aun no dispone en los clásicos Centros de Arte de un espacio apropiado y posiblemente su juventud disciplinar y de proyectos comisariados tengan su causa en ello. De todos modos y a pesar de que hace cien años de la Gran Guerra Mundial, hay que seguir disparando.

Para terminar, ¿qué proyectos estás desarrollando actualmente?

C.O.: Hoy en día tanto “consumópolis” como “cromo’s” son mis proyectos “top” en este momento aunque también mantengo abiertos los cartapacios de “irreality’s”, “calaix de paisatges”, “one way, my dream” y “l’hora del café”. “Consumópolis” está todavía en fase de gestación. Se trata de una “peli congelá” que junto a Allean Olko y Ei Point estamos rodando en diversas metrópolis. Es un proyecto muy interesante y en el que es configurado un retrato de los moradores de las grandes conurbaciones urbanas . Es un proyecto complejo que va cocinándose paso a paso, que se expresa en un formato multisensorial y que para poderlo terminar tendré que poner en marcha un crowdfunding. De momento tenemos ya 5 capítulos rodados y en la Bienal de este año de la Fundación ONCE podéis encontrar una muestra de su contenido. “Cromo’s” es ahora mi proyecto franquicia en cuanto a mis individuales, y estoy buscando nuevas localizaciones con las que singularizar este formato expresivo configurado mediante una serie de 14 fotografías de paisaje en las que el lugar se conjuga con la carta de colores de la cromoterapia. Bajo la forma de un poema visual, se va identificando el color con un paisaje con lo que coadyudo al espectador a identificar aquella expresión de luz mediante un paisaje referencial. Un lenguaje visual al que el urbanita cada vez está más alejado.

Anuncios

Acerca de Un Ojo Para el Arte

Nos interesa crear diálogo en torno a la accesibilidad en la cultura y el arte.
Esta entrada fue publicada en Entrevistas, Exposiciones, V Bienal Arte Contemporáneo ONCE y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s