KUPATIKANA. No entender nada y entenderlo todo…

Hace un par de semanas fuimos seleccionadas para presentar nuestro proyecto KUPATIKANA en el evento anual Se Alquila Proyecto. En esta quinta edición los participantes debíamos reflexionar en torno al concepto de PÚBLICO.

IMG_20151120_111606

KUPATIKANA. No entender nada y entenderlo todo…

Queremos contaros nuestras experiencias durante los cuatro días que estuvimos allí, precisamente en contacto con el público. Intentando cambiar las percepciones, la mirada y la forma de acercarse al arte y de entender los espacios culturales.

Buscamos subvertir y hacer reflexionar sobre el término #accesible, que es la base del trabajo que desarrollamos desde Un Ojo Para el Arte. Creemos en la necesidad de empatizar con los públicos con diversidad funcional. Invitamos a todos los que se acercaron a KUPATIKANA a vivir una experiencia nueva, desconocida para ellos, pero no para las casi 2 millones y medio de personas que en España tienen alguna discapacidad.

La propuesta era sencilla, únicamente contábamos con unas pocas fotografías realizadas por nosotras mismas con un dispositivo móvil. En ellas podían encontrarse lugares relacionados con los espacios culturales, pero todos ellos vistos desde el punto de vista de la accesibilidad.

Las fotografías mostraban lugares y herramientas que cumplían los requisitos de la accesibilidad y otras que no los cumplían.

Es habitual ver en las salas de algunos museos zonas elevadas por grandes tarimas o escalones. No somos conscientes de lo inaccesible que puede llegar a ser, no solo para personas con problemas motores, sino también para personas que tienen alguna lesión temporal, o simplemente un niño pequeño.

Todas las fotografías estaban intervenidas para mostrar algunas de las enfermedades visuales más comunes en nuestra sociedad (cataratas, retinosis pigmentaria, desprendimiento de retina…)

Enfermedad visual: cataratas

Enfermedad visual: cataratas

Esto nos servía para mostrar que hay un gran número de niveles entre las personas con discapacidad visual, y debemos reflexionar en que no todo ha de adaptarse de la misma manera. Existen enfermedades visuales que pierden la visión en la parte periférica del ojo, y otras en el centro del campo visual. Una enorme variedad de niveles de deficiencia visual hasta llegar a la ceguera total.

Todas las fotografías estaban colocadas fuera del nivel estipulado por la ley de accesibilidad universal, que marca los parámetros entre 0,40 cm y 1,35 cm.

Con las dinámicas que utilizamos en la performance, se bloqueaban ciertos sentidos. Los participantes debían taparse los ojos y los oídos, escuchando, en parte del recorrido, un idioma inventado que pocos eran capaces de descifrar y entender.

Son muy pocos los museos y centros culturales que se adaptan a un lenguaje fácil y asequible. Los textos de sala suelen ser crípticos y de difícil comprensión. Herramientas como la lectura fácil ayudarían a que los contenidos fueran accesibles a todos, sin importar las capacidades intelectuales de cada individuo.

62

Grupo de personas con los ojos tapados participando en la performance

El objetivo principal era que fueran capaces de ponerse en la piel de personas con algún tipo de discapacidad: visual, auditiva, intelectual y motora.

Espacio abierto

Espacio abierto

Contábamos también con un espacio abierto, donde iniciábamos el diálogo tras las dinámicas, donde todo el que quisiera podía aportar unas palabras que reflejaran la sensación vivida en esos 15 minutos que duraba la propuesta.  Algunas de las palabras y reflexiones más repetidas: Sorprendente, impotente, expectante, otra forma de sentir el arte, aislada, incomunicado, al margen, no entiendo nada, en shock, no somos conscientes de lo que tenemos… y un largo etcétera de aportaciones.

En KUPATIKANA ofrecimos al público una experiencia sensitiva, utilizamos diferentes dinámicas que dejaran en evidencia que todavía queda mucho por hacer. Necesitamos instituciones y profesionales cada vez más implicados en adaptar y acercar los contenidos a todas las personas, pues la accesibilidad no es solo poner rampas y ascensores, es mucho más, y por ello seguimos trabajando.

Gracias a todos lo que vinisteis y dejasteis que os mostráramos otra forma de ver.

Azucena Hernández

Anuncios

Acerca de Un Ojo Para el Arte

Nos interesa crear diálogo en torno a la accesibilidad en la cultura y el arte.
Esta entrada fue publicada en Proyectos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s