CINE Y DISCAPACIDAD “El abrazo de los peces”

En el año 2011 vio la luz el documental El abrazo de los peces del director Chema Rodríguez. Un relato íntimo, por momentos doloroso y a la vez esperanzador. Presenta la historia de tres personas con sordoceguera que muestran cómo afecta su enfermedad a sus vidas y los vínculos que establecen con sus familias y con los profesionales que les apoyan en su día a día (educadores, logopedas, intérpretes…). El documental presenta cuáles son las barreras sensoriales y comunicativas con las que se encuentran, y sus luchas por conseguir la inclusión en la sociedad.

Cartel del documental “El abrazo de los peces” de Chema Rodríguez (2011)

Norberto vive en Madrid, tiene 18 años y está terminando sus estudios en el CRE (Centro de Recursos Educativos de la ONCE). Ya se encuentra preparado para comenzar su vida fuera del centro. Es un chico alegre, luchador y divertido, le apasiona la música y el teatro.

Clarita, como la llaman cariñosamente sus padres y su hermano pequeño. También vive en Madrid y sufre un grave síndrome que, además de la sordoceguera, le acarrea una discapacidad física y cognitiva bastante severa. Todo ello sumado a una esperanza de vida muy corta. Se expone un momento clave de su vida, acaba de cumplir 18 años y sus padres deben tomar la decisión de trasladar a Clara a Sevilla, a uno de los pocos centros especializados en sordoceguera de España.

José María, vive en una pequeña población gallega con sus padres y su hermana. Es artista, y desde pequeño se sintió atraído por la creación artística cuando iba a sus clases de carpintería. Tiene 50 años y está a punto de perder el poco resto visual aprovechable que le queda.

El documental se inicia con Clarita nadando en una piscina, en una escena subacuática. Se establece así la conexión que existe entre la incomunicación en la que viven las personas sordociegas con la sensación de estar bajo el agua. El aislamiento, la ausencia de sonidos, la incapacidad para hablar en este medio acuático y la imposibilidad de ver el entorno con nitidez.

ASOCIDE (Asociación de Sordociegos de España) define así esta discapacidad:

“La sordoceguera es una discapacidad que resulta de la combinación de dos deficiencias sensoriales (visual y auditiva), que genera en las personas que la padecen problemas de comunicación únicos y necesidades especiales derivadas de la dificultad para percibir de manera global, conocer, y por tanto interesarse y desenvolverse en su entorno”

En España hay entre 6.000 y 7.000 personas aproximadamente, que sufren esta enfermedad. En el documental se pone en relieve la falta de centros especializados y preparados para afrontar el tipo de necesidades que demandan las personas sordociegas y sus familias.

Las población sordociega se puede dividir en 4 grandes grupos según expone Daniel Álvarez Reyes, el autor del libro “La sordoceguera: una discapacidad singular”.

Grupo I.- Personas con sordoceguera congénita. Nacen con la visión y la audición gravemente afectadas.

Grupo II.- Personas sordociegas con deficiencia auditiva congénita y una pérdida de visión adquirida durante el transcurso de la vida.

Grupo III.- Personas sordociegas con una deficiencia visual congénita y una pérdida de audición adquirida durante el transcurso de la vida.

Grupo IV.- Personas nacidas sin deficiencias visuales ni auditivas y que sufren una pérdida de audición y de visión durante el transcurso de la vida.

Después de ver el El abrazo de los peces queda clara la necesidad de apoyar y favorecer la formación de profesionales especializados y cualificados para atender las demandas de este colectivo. De modo que nuestra sociedad sea cada vez más capaz de conseguir que las personas sordociegas puedan desarrollar sus vidas en un entorno más normalizado, sin obstáculos.

Actualmente es mucha la entrega, el esfuerzo y la dedicación de muchas personas en este campo, pero todavía quedan muchos pasos que caminar para conseguir la total supresión de barreras comunicativas, el acceso pleno a la información, a la educación y a la cultura para las personas con sordoceguera.

Azucena Hernández

Anuncios

Acerca de Un Ojo Para el Arte

Nos interesa crear diálogo en torno a la accesibilidad en la cultura y el arte.
Esta entrada fue publicada en Cine y discapacidad y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s